Oh Dios!!!! Otra derrama enorme!!!!

Cuan temida es esta expresión y la poca gracia que nos hace, cuando se nos convoca por urgencia a una junta de vecinos y el administrador nos dice: “Ha sucedido _________ y el coste alcanza ______”

Hace algún tiempo, ya hable del mantenimiento de edificios y del Técnico de cabecera, como mecanismo para recuperar una cultura que se ha perdido en las ciudades, donde los edificios son grandes desconocidos para nosotros, propietarios y usuarios, haciendo que nos sintamos menos seguros e incluso incomodos en muchas ocasiones.

Las principales razones para realizar un buen mantenimiento, podrían resumirse en “MÁS DINERO PARA MI DISFRUTE”:

  • Adiós a las derramas sorpresa!!!
  • Menos gasto en las obras a realizar.
  • Menor cuantía en la póliza del seguro.

Cómo llevar a cabo un buen plan de mantenimiento:

  • Realizar inspecciones periódicas por un técnico especializado que nos guíe.
  • Programar trabajos y costes

Las principales zonas que deben ser observadas para poder ahorrar ese dinero con el mantenimiento, son:

  • Fachadas
  • Cubiertas
  • Estructura
  • Instalaciones
  • Y todos los puntos débiles que pueda tener el edificio

Un buen mantenimiento periódico de cubierta, evita desastres como los realizados en la fotografía siguiente, que provocan goteras, humedades e incomodidades en el interior de nuestras casas y “pequeños costes de reparación” que no sirven para nada y termina en una gran derrama para cambiar completamente la cubierta.

Mantenimiento cubierta

Un mantenimiento adecuado de las fachadas evita que se caiga alguna parte del revestimiento y pueda DAÑAR objetos que se encuentren debajo de él o más importante, a PERSONAS, lo cual podría herir de gravedad a esta persona. https://es.noticias.yahoo.com/video/fallece-un-joven-28-a%C3%B1os-173540100.html

Además, en el interior se pueden producir molestas humedades, unidas a hongos, que nos pueden producir enfermedades pulmonares.

Mantenimiento fachadas

Como bien dice el dicho: “Más vale prevenir, que curar”.

Este artículo es el primero de una serie, incluida en el apartado “Como el mantenimiento aporta beneficios a través de casos reales” que como comentamos al principio del año, lo que pretenden es ayudaros e informaros.

Esperamos que os sea útil, y cualquier duda o consulta que tengáis hacédnosla llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>